miércoles, 11 de mayo de 2016

Recién estamos transitando el mes de Mayo y muchos docentes ya se encuentran con "la voz cansada" o refieren dolor de garganta después de cada jornada laboral. 
Los docentes son profesionales de la voz, ése es su instrumento de trabajo. Muy pocos se toman en serio este aspecto de su práctica cotidiana. El sentir dolor puede ser la puerta a una patología en las cuerdas vocales. Por tal motivo les sugiero realizarse un estudio de cuerdas vocales para prevenir y/o descartar una problemática mayor, o sea una visita al otorrinolaringólogo. 

Mientras tanto les comparto algunos consejos  para ayudarlos a afrontar las exigencias del aula.  

1- Si tienen que usar pizarrón y tizas: escribir con tiza húmeda y borrar con trapo húmedo. 
2- No utilizar sólo la voz para llamar la atención sino otros elementos ej aplaudir.
3- Evitar la pretensión de competir con el ruido. Siempre se pierde! 
4- Tomar abundante agua. Evitar comidas y alimentos irritantes: ej. café, alcohol, salsas, etc 
5- Evitar el uso excesito del teléfono. 
6- Hablar pausadamente siendo conciente de la respiración. Recordá que la voz es aire en movimiento, necesito tomarlo para poder luego producir sonido. 
7- Es importante que sepas que un sólo grito puede dañar tus cuerdas. 
8- Evitar fumar e inhalar humo en cualquier ambiente. 
9- Mejorar la articulación. Una buena articulación aumenta 4 descibeles la intensidad del mensaje. 10- Lo que llamamos VOZ es parte de nuestro cuerpo. Te recomiendo acentuar tu comunicaciones con gestos donde sientas que todo tu cuerpo está implicado en lo que quieras transmitir. Asi tu práctica será menos exigente y más eficiente. 
Buena Suerte!
Cualquier duda escribime al veronatango@gmail.com